Nueva normativa europea de etiquetado de origen de alimentos

 In Uncategorized

El pasado 1 de abril de 2020 entró en vigor la obligatoriedad del Reglamento de ejecución 2018/775, que regula la parte del etiquetado que trata sobre el origen de los alimentos, para evitar que pueda inducir a error sobre el país o lugar de origen del alimento.

Para saber si este nuevo reglamento es obligatorio para un alimento, se debe cumplir dos condiciones:

  • Si al no poner el origen del alimento puede llegar a confundir al cliente y pensar que el alimento es de otro país. O también si algo puesto en la etiqueta puede provocar la misma confusión en el cliente.
  • Si el ingrediente primario, el ingrediente mayoritario o que el cliente lo asocia a que es el ingrediente principal, es de un origen distinto al del alimento.

No hará falta aclarar de dónde es el alimento por las marcas de identificación que lleve el alimento (como, por ejemplo, los sellos ovales con el número de registro sanitario), porque no da información sobre el lugar de procedencia del alimento.

Tampoco la dirección de la empresa, pero en este caso, si está muy destacado o se resalta claramente en el envase y puede confundir al cliente sobre el lugar de dónde es el alimento, las autoridades nacionales deberán evaluarlo.

Los alimentos que tengan un nombre acompañado de un lugar, como las salchichas de Fráncfort o las coles de Bruselas, tampoco estarán obligados, porque el cliente no piensa que son de esos sitios.

Por lo tanto, si el alimento obligatoriamente debe indicar el país de origen y su ingrediente primario no es del mismo sitio que el del alimento entero, el reglamento da distintas formas para ponerlo en la etiqueta:

1. Poner una de estas tres indicaciones: «UE», «fuera de la UE» o «UE y fuera de la UE»

2. Poner la región o zona geográfica en el que estén varios países, dentro de la UE o fuera de la UE.

3. Poner la zona de pesca de la FAO o masa de agua dulce (si está puesto como dice el Derecho internacional o si el cliente medio puede reconocerlo)

4. Poner los países de la UE o fuera de la UE

5. Poner regiones o zonas geográficas de dentro de un país, de la UE o fuera de la UE (si el cliente medio puede reconocerlo)

6. Poner el país de origen o lugar de procedencia del ingrediente primario según se obligue a poner por las normas europeas de dicho ingrediente primario concreto.

También se puede poner un texto como el siguiente: «[Denominación del ingrediente o los ingredientes primario(s)] no es/son originario(s) de (país de origen o lugar de procedencia del alimento)», o cualquier texto similar que pueda tener el mismo significado para el cliente.

Esperamos que estas aclaraciones sean de utilidad